jueves, 22 de abril de 2010

EL REINO DEL CIELO


Desde el tiempo de Juan el Bautista hasta ahora. El reino del Cielo se ha estado aproximando poderosamente, ¡y grande es el número de los que ardientemente y con anhelo se han apoderado de su verdad!

El reino del cielo es como el campo de trigo del agricultor que sembró buena semilla.
Una noche, mientras el agricultor dormía, su enemigo vino y sembró mala hierba (cizaña) entre el trigo, y se fue. Cuando las primeras espigas de trigo brotaron de la tierra, apareció la mala hierba. Al ver esto, vinieron los trabajadores al agricultor, y con voces angustiadas  le dijeron: “Señor, ¿no sembramos buena semilla en su campo? ¿Por qué, entonces, hay tanta mala hierba?
     El agricultor contesto: Un enemigo ha hecho esto.
     “¿Quiere usted que la arranquemos? Preguntaron los trabajadores.
     “No”, respondió el agricultor, “si arrancamos la mala hierba, arrancaran también el trigo. Déjenlos crecer juntos hasta el tiempo de la cosecha; y el tiempo de la siega les dire a los segadores: Recojan primero la mala hierba, y atenla en manojos para quemarla. Luego recojan le trigo y pónganlo en mi granero.
     El que sembró la buena semilla es el Hijo del hombre. El campo es el mundo. La buena semilla representa a los hijos del reino, mientras que la mala hierba representa a los hijos del malvado. El enemigo que sembró la mala hierba es el diablo. La cosecha es el fin del mundo, y los segadores son los ángeles. Como la cizaña fue recogida y quemada en el fuego, así también será el final de esta edad. El Hijo del hombre mandara a sus ángeles, y ellos recogerán a todo el que causado tropiezo y a aquellos que viene sin ley fuera de su reino, y los echaran a padecer en el fuego, un lugar de lamento y tormento.
     Entonces los justos brillaran como el sol en el reino de su Padre. Si tiene oídos para oír, entonces escuchen estas palabras.

                                                                                              Jesús de Nazaret

Jesucristo Vendra

No hay comentarios:

Publicar un comentario