domingo, 23 de septiembre de 2012

EJEMPLO


Imitamos a nuestro Maestro por excelencia en esto también o seguimos las pisadas de nuestros amigos mundanos? ¿Somos distintos de los inconversos o pensamos, hablamos y actuamos como ellos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario