domingo, 27 de diciembre de 2009

FUEGO CONTRA FUEGO.

por el Hermano Pablo

La joven, de veintitrés años de edad, se paró frente a una librería de Minneapolis, Minnesota. Largo rato estuvo contemplando los libros y revistas exhibidos en las vidrieras. Luego, con gesto de sufrida y callada resignación, hizo algo insólito.

Se roció la cabeza y el cuerpo con gasolina y se prendió fuego. Eran las siete de la noche del 10 de julio de 1984. La joven se llamaba Ruth Christenson, y así como la Ruth de la Biblia, tenía firmes convicciones morales. De ese modo protestaba contra la literatura pornográfica que vendía la librería.

He aquí un acto de legítima protesta, que aunque es discutible en su forma, no lo es en manera alguna en su fondo. Ruth Christenson, una joven cristiana, estaba indignada por el auge mundial de la literatura pornográfica, así que quiso hacer algo para detener ese comercio inicuo. Y no encontró mejor forma que prenderse fuego a sí misma.

La pornografía, que es un negocio mundial que obedece a oscuros y siniestros intereses, está pervirtiendo a la juventud y amenazando los hogares. Con el pretexto de que hay libertad de prensa, que todas las ideas son libres, y que un desnudo femenino es arte y no algo obsceno, se produce por millares de toneladas una enorme masa de material indecente.

Son mentes juveniles las que absorben toda esa enorme masa. La compran libremente en kioskos y librerías, y la absorben impensadamente, por ese interés morboso que tiene la indecencia.

Estudiosos serios de varios países —psicólogos, educadores, sociólogos y religiosos— nos dicen continuamente que hay una relación bastante estrecha entre la literatura y el cine pornográficos y la delincuencia juvenil, los asaltos a mujeres, las violaciones y los ultrajes. La pornografía es el disparador que acciona la bomba de las pasiones latentes.

«Con fuego de gasolina puedo contrarrestar simbólicamente ese fuego de la pornografía que abrasa la mente, la moral y los sentimientos de la juventud», pensó la joven Ruth.

Hay algo que nosotros, los padres y las madres conscientes de este vicio, podemos hacer al respecto: podemos examinar detenidamente todo material de lectura de nuestros hijos. Y podemos permitir que Cristo sea el Señor y Maestro de nuestra familia y de nuestro hogar.

I love you


__¶¶¶¶¶¶¶______amigosa______amigosa
__¶¶¶¶¶¶¶____amigosamigo__amigosamigo
____¶¶¶_____amigosamigosam amigos amigo
____¶¶¶_____amigosamigosamigosamigosam
____¶¶¶_____amigosamigosamigosamigosam
____¶¶¶______amigosamigosamigosamigos
____¶¶¶_______amigosamigosamigosamig
____¶¶¶________amigosamigosamigosa
____¶¶¶__________amigosamigosamig
____¶¶¶____________amigosamigo
__¶¶¶¶¶¶¶____________amigos
__¶¶¶¶¶¶¶______________a

¶¶¶________¶¶¶
_¶¶¶______¶¶¶__¶¶¶¶¶¶¶____¶¶¶____¶¶¶
__¶¶¶____¶¶¶__¶¶¶¶¶¶¶¶¶___¶¶¶____¶¶¶
___¶¶¶__¶¶¶__¶¶¶¶___¶¶¶¶__¶¶¶____¶¶¶
_____¶¶¶¶____¶¶¶_____¶¶¶__¶¶¶____¶¶¶
_____¶¶¶¶____¶¶¶_____¶¶¶__¶¶¶____¶¶¶
_____¶¶¶¶____¶¶¶_____¶¶¶__¶¶¶____¶¶¶
_____¶¶¶¶____¶¶¶¶___¶¶¶¶__¶¶¶¶__¶¶¶¶
_____¶¶¶¶_____¶¶¶¶¶¶¶¶¶____¶¶¶¶¶¶¶¶

QUE O ANO NOVO SEJA REPLETO DE ALEGRIAS ISSO É O QUE EU DESEJO A TODOS OS MEUS AMIGOS DO SONICO,1000 BJINHOS

lunes, 7 de diciembre de 2009

JESUS COMO MAESTRO Y SEÑOR

En particular cuando en sus enseñanzas Jesús hace mención de la ley de su pueblo "Ustedes han oido que a sus antepasados se les dijo". Ellos tenián cinco libreos de la ley, q son lo primeros cinco libros de nuestra Biblia. Algunas de las enseñanzas d Jesús se impartieron desde la ladera de una colina, por eso hablamos del "sermon del monte".¿Quién fue el gran maestro de Israel, a través de quién Dios le habia dado la ley? ¿No fue Moises? ¿caso no subió también a una montaña para hablar con Dios?
Jesus es, de alguna manera, el nuevo Moises en el evangelio de Mateo Jesús se presenta como el maestro de su pueblo, que cuestiona lo aceptado y marca un nuevo rumbo para un pueblo nuevo. Porque en él, el reino de Dios se ha acercado, Dios ha venido ha reinar.

Es Jesús, el maestro, quien habla a su pueblo y dice:

"Ustedes viven siempe angustiados, siempre preocupados. Vengan a mi, y yo los haré descansar. Obedescan mis mandamientos y aprendean de mi, pues yo soy paciente y humide de verdad. Conmigo pordran descansar. Lo que yo les impongo no es dificil de cumplir, la carga que les hago llevar no es pesada.

Hay una expresión interesante al final de la sección de prabolas en el capitulo 13. Jesús habla del maestro de la ley que "se instruye en el reino de los cielos", es decir se convierte en "discipulo del reino de Dios", se dice que es como el dueño de la casa que saca de su bodega "cosas nuevas y cosas viejas"(52). La frase es "alumno del reino de Dios" o " "aprendiz del reino de Dios" Los que miran este rostro, el rostro de un maestro y lo escuchan hablar, se convierten en aprendices. Un buen maestro no les da a los alumos respuestas prefabricadas, por lo tanto, a menudo {el nos enseña haciendonos preguntas.

Para los que reciben la enseñanza hay otra dimensión:

"Enseñandoles a obedecer todo lo que yo les he mandado a ustedes" (Mateo 28:20).

jueves, 3 de diciembre de 2009